martes, 23 de diciembre de 2014

Desde el inicio de los tiempos el "Día de los deseos" viene celebrándose en la antesala de la entrada de la nueva estación invernal.

El día del solsticio de invierno corresponde al de menor duración del año y así ocurrió a las 0:03" del lunes 22 de Diciembre, ese era el momento de lanzar nuestra imaginación con rienda suelta para pedir algo que queramos que ocurra.

Ya han pasado más de 24h y mi deseo sigue fraguándose, así que debemos darle forma no vaya a ser que se nos eclipse como pasará al sol en el inicio de la nueva primavera dentro de 88 días.

Todo lo expuesto hasta el momento ha sido obra de la madre naturaleza, del gran universo en el que nos encontramos o del pequeño cosmos al que pertenecemos, pero un deseo es algo nuevo, irrepetible, original y sobre todo con ganas que se cumpla y cambie algo preestablecido.

Mi petición para todos vosotros lectores, amigos y colaboradores para este nuevo año que se nos acerca, es:

Sigamos haciendo realidad nuestros esfuerzos para afianzarnos como buenas personas, y recibir las ansiadas recompensas por ello. Obremos con justicia y equidad para que la idea de construir un mundo mejor para nuestros hijos, sea cada día un poco más real.
No dejemos que llegue el momento perfecto, tomemos el control, apoderémonos del momento y hagámoslo nosotros perfecto.
Os mando mis mejores deseos de Paz, Felicidad y Prosperidad.


4 comentarios:

Fares Kameli dijo...

Abrazos Eduardo

Food Emotions dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Food Emotions dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
AMIGASTRONOMICAS dijo...

Muchas gracias Eduardo por tu felicitación.

Cuando existe pasión, somos capaces de hacer cosas excepcionales.

Que 2015 te brinde la oportunidad de conseguir todo lo que te propongas.

Un saludo,
Silvia Franconetti (Amigastronomicas)